miércoles, 16 de noviembre de 2016

Las causas de las llagas en la boca

Conoce en salud datos de las causas de las molestas e irritantes llagas en la boca

Muchos siguen creyendo que aparecen por tener el estómago “sucio" pero no siempre están relacionadas con el aparato digestivo.

Si en la cavidad bucal aparecen con frecuencia unas pequeñas lesiones redondeadas y blanquecinas (que provocan escozor y duran unos cuantos días) seguramente tus niveles hormonales -en el caso de que seas mujer-están cambiando. Y es que las hormonas femeninas influyen y modifican la mucosa bucal, haciéndola más sensible. Pero estas pequeñas llagas pueden ser también el síntoma de alguna otra patología oculta.

LAS CAUSAS MÁS HABITUALES 

No suelen durar más de un par de semanas pero si persisten durante más de dos meses debes consultar con el médico. Podrían ser debidas a:

El estrés. Puede ser lo que desencadene estas lesiones, ya que acaba provocando una bajada de defensas. Si aparecen en épocas de más nervios, disminuir el ritmo de vida será suficiente para evitarlas.

Un déficit nutricional. La falta de hierro, de vitaminas del grupo B, ácido fólico u oligoelementos pueden provocar la aparición de heridas bucales.

Una alergia. Los metales, algunas sustancias de las pastas dentífricas, los materiales dentales, el látex y determinados medicamentos, entre otros, pueden provocar erosiones bucales de este tipo.

TAMBIÉN PODRÍA OCULTAR... 

Una infección. La candidiasis, causada por hongos, suele afectar a la vagina, la garganta o la piel y puede invadir la boca y provocar aftas y alteraciones del gusto, sobre todo entre quienes usan dentadura postiza, en diabéticos o quienes se han sometido a tratamientos con antibióticos, quimioterapia o radioterapia. La sífilis también puede causarlas, aunque, en este caso, primero suelen aparecer llagas en los genitales.

Enfermedades cutáneas. El liquen plano afecta a las mucosas orales (laterales de la lengua, carrillos y encías) y provoca molestias a la hora de comer, erupciones en las muñecas, las piernas, el torso y los genitales. Otras afecciones, las penfigoides, provocan ampollas en la piel, úlceras en la boca y picor. Ambas patologías se curan con cremas y antibióticos.

Herpes. Esta infección de la boca, los labios o las encías suele producirse al padecer fiebre, aunque también influye el estrés, sufrir otra enfermedad y la exposición solar. Se contagia a través de la saliva y se cura con cremas antivirales.

Cáncer de piel. Si la lesión no cicatriza en seis semanas y se ulcera hay que consultar a un médico para que descarte un carcinoma mediante una biopsia (analizando el tejido).

¿Nutrientes que no asimilas bien? 

Una mala absorción intestinal puede estar detrás de la aparición recurrente de estas llagas. La intolerancia al gluten, por ejemplo, puede ser el origen. Y cada vez hay más adultos diagnosticados a los que no se les detectó de niños.

Una hemorragia oculta. Puede ocurrir que una hemorragia interna (producida por ejemplo por una hernia de hiato) o externa (por hemorroides que no curan) provoque un déficit de hierro. La llaga es una señal de esta carencia.

Has conocido en salud datos de las causas de las llagas en la boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario