miércoles, 21 de septiembre de 2016

Cuando sospechar estar ante un mioma

Conoce en salud datos una serie de preguntar y respuestas, para saber que hacer si estamos ante la presencia de un mioma.

Esta informacion es muy relevante para tu salud.

¿Qué son los miomas o fibromas uterinos? 

Los miomas uterinos son tumores benignos (no cancerígenos) compuestos de músculo liso y tejido conjuntivo. Crecen en las paredes gruesas del útero, en una de sus tres capas: el endometrio, el miometrio o la serosa. Pueden ser del tamaño de una cabeza de alfiler o más grandes que un puño y hacen que el útero sea más grande de lo normal. Entre el 20 y el 30% de todas las mujeres de más de 30 años tienen miomas uterinos. La aparición y crecimiento de estos miomas está favorecida por los estrógenos, las hormonas femeninas.

¿Qué síntomas pueden alertar de su presencia? 

La mayoría de los miomas causan escasos síntomas. Cuando existen, el más habitual es una hemorragia prolongada e intensa durante la menstruación que, en casos graves, puede durar hasta dos semanas. También pueden producir dolor abdominal o en la parte baja de la espalda, que a veces se confunde con calambres menstruales.

¿Cómo se hace el diagnóstico de esta alteración? 

Como no suelen dar síntomas al principio, los miomas acostumbran a ser “descubiertos” durante una revisión ginecológica normal .Ante un crecimiento del útero, la ecografía ginecológica abdominal o transvaginal junto a la palpación son esenciales para el diagnóstico.

¿Qué ocurre cuando se localiza uno o varios? 

Conviene esperar y observar (controlando si crecen) ya que los miomas casi nunca representan un peligro para la vida. Existen una serie de medidas farmacológicas que pueden ayudar a frenar su crecimiento. También se pueden usar antiinflamatorios durante un corto período de tiempo para reducirla hemorragia y el dolor.

Si está creciendo mucho, ¿se puede percibir? 

Si crece se puede notar como una masa firme en la parte baja del abdomen. Los miomas muy grandes pueden abultar la zona y causar sensación de pesadez y presión. Si son exageradamente grandes o de localización muy concreta, como por ejemplo la vejiga o el recto, pueden causar micción frecuente o dificultad para ir al baño. En estos casos, el médico puede recomendar eliminar el mioma con cirugía.

¿Es posible prevenir estas complicaciones? 

Una vez diagnosticado, un buen control puede evitar complicaciones. Incorporar a tu dieta alimentos ricos en hierro te ayudará a combatir las pérdidas de este mineral que tienes con tus menstruaciones. Asimismo, una alimentación pobre en grasas saturadas y rica en fibra, los suplementos de magnesio y de vitamina B pueden ayudarte, en cierta medida, a combatir el exceso de estrógenos y disminuir el tamaño del mioma.

Conoce más sobre los miomas



Sigue conociendo más datos de salud como: Imperdibles alimentos contra el cancer

No hay comentarios:

Publicar un comentario