lunes, 20 de enero de 2014

Que debilita tus defensas naturales

Que debilita tus defensas naturales
Salud Natural

Existen personas que suelen vivir enfermas, que cuando alguien de su entorno llega con una enfermedad él o ella a los días siguientes, cae irremediablemente. Entonces surge la conclusión que posee malas defensas y eso logra que enferme con habitualidad. Pero puede que sea eso o puede que se produzca por sus siguientes hábitos.

Conoce que debilita a tus defensas naturales

Posees pocas amistades

Aquellos que se relaciones con pocas personas son más propensas a las infecciones, virus, etc. Ello además, porque el sistema inmunitario se debilita con la ansiedad, depresión, estrés, etc. Y a su vez, se fortalece con el buen humor, la felicidad, la amistad, etc.

Duermes menos de 7 horas

El cuerpo al dormir no solo descansa, sino que se produce un fenómeno de revitalización del cuerpo, en todos los sentidos y por supuesto también en nuestras defensas naturales. De ahí que el dormir menos de 8 horas, hace que disminuyan las células que crean anticuerpos y que van a la caza de los gérmenes.

Eres pesimista

Aquellos que son pesimistas, suelen agrandar los síntomas, y por ende suelen enfermarse más a menudo, en cambio los optimistas cuando están enfermas relativizan los síntomas, y además poseen más células T ”helper” o de respuesta inmunitaria que aquellos que son pesimistas.

Te llevas mal con tu pareja

Se ha comprobado que las parejas felizmente casadas o de noviazgo, poseen una buena presión sanguínea, un gran ritmo cardiaco, las células blancas en la sangre mejoran. Es decir, es prácticamente como hacer un ejercicio moderado.

Vives estresado

El tener estrés es bueno para la salud, nos mantiene alerta, despierto, pero cuando me refiero a estrés, hablo en esta ocasión del buen estrés, aquel que dura solo un breve tiempo, el justo y necesario para responder ante una situación que nos obliga a estar alertas. En cambio aquellos que sufren del estrés malo, o crónico, entonces sufrirán de un mayor número de infecciones y enfermedades graves, ya que el estrés permanente logra acabar con las células de defensa.

No te lavas las manos o bien te las lavas demasiado

Por medio de las manos tu coges toda serie de virus, hongos y bacterias infeccionas. Y al revés, si te las lavas en demasía rompes la barrera inmunitaria de la piel, erosionando la epidermis y desequilibrando la flora bacteriana de la piel. Por ello lávate las manos 3 veces al día, antes de comer o bien, después de ir al baño.

No haces ejercicios

El ejercicio diario es un gran aliciente para la salud, pues ayuda a aumentar tus defensas, sube la temperatura corporal, te adaptas a los cambios estacionales. Dedica al menos media hora al día, a moverte, hacer flexiones, sentadillas. Tendrás un mejor cuerpo y una mejor salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario