viernes, 18 de noviembre de 2016

La ropa apretada puede afectar tu corazón

Conoce en salud datos, el porqué la ropa apretada puede llegar a afectar tu corazón

Que la circulación te dé un susto en forma de coágulo en los pulmones o problemas de corazón no solo depende de la genética, de lo que comas o de tu edad; también de tu vestuario. Se ha visto que la ropa ajustada puede ocasionar trastornos de salud

Se sabe desde hace tiempo: usar con frecuencia ropa ajustada provoca retención de líquidos, hinchazón (edema) en las piernas, celulitis e incluso digestiones difíciles... Pero ahora (tras haber realizado diferentes estudios sobre ello) la Sociedad Española de Cardiología ha alertado de otra complicación y avisa de que también dificulta el paso de la sangre, es decir, el retorno venoso. Que el recorrido de la sangre por el organismo sea más dificultoso puede hacer que se formen coágulos y que se depositen en zonas “problemáticas”.

SÍNTOMAS DE ALERTA 

Fíjate si la ropa te deja señales en la piel. Una prenda que no permite moverte libremente, provoca sensación de hormigueo en alguna parte del cuerpo o deja marcas al quitártela: esa es la señal para “desaflojarla” antes de que acabe alterando tu salud.

El problema está en usar la prenda a diario. Recomendar que no se utilicen nunca prendas ajustadas sería excesivo, pero sí conviene conocer cómo afecta y ponérselas esporádicamente. Y a esto hay que añadir una importante excepción: una persona que tenga problemas circulatorios serios no debería usarlas nunca.

Ojo con las fajas que modelan la silueta. Se han vuelto a poner de moda las prendas para modelar el cuerpo bajo la ropa: camisetas o corsés que “redibujan” pecho, abdomen y glúteos, todo a la vez. Si decides usarlas, fíjate que la talla se adapte bien a ti (no las compres más pequeñas para aumentar su efecto), hazlo durante pocas horas y procura no sentarte con las piernas cruzadas.

Ojo si tus piernas están hinchadas. Además de las fajas, los calcetines, botas, medias o pantalones pueden apretar demasiado y dificultar el retorno de la sangre desde los tobillos al corazón. La consecuencia lógica es que se hinchan las piernas. Y entonces es mucho más fácil que se forme un trombo, un peligroso coágulo de sangre.

Si el coágulo se desprende y avanza... por el circuito venoso puede llegar al pulmón y producir un infarto pulmonar o un problema cardiaco si la mala circulación afecta al corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario