lunes, 28 de noviembre de 2016

Geniales consejos para evitar malas digestiones

Si deseas cuidar tu estomago, entonces conoce lo siguiente, que son geniales consejos para asi evitar malas digestiones.

Sentarse a la mesa con miedo. Eso es lo que sienten muchísimas personas que sufren casi a diario malas digestiones. Esta guía te da multitud de claves para calmar tu estómago y volver a disfrutar de la comida.

Hay muchas mujeres que se resignan a sus malas digestiones. Les sucede hace tantos años que lo asumen igual que pueden asumir los “dolores de regla”: molestan , sí, pero qué se le va a hacer. Quizá lo que sucede es que, hasta ahora, nadie les ha contado que puede hacerse mucho. Y, sobre todo, no conocen los consejos concretos y efectivos que pueden poner en práctica en su día a día. Eso es justo lo que vas a encontrarte en las páginas siguientes.

Es cierto que, en principio, los trastornos digestivos no suelen implicar ninguna enfermedad grave pero disminuyen mucho la calidad de vida de quienes los sufren. Hasta les restan dosis de felicidad. ¿Te parece una afirmación exagerada? La Sociedad Española de Patología Digestiva desvela que cerca del 40% de la población (la mayoría mujeres) padece molestias gastrointestinales pero que solo una cuarta parte de los afectados consulta por ello al médico. Y asegura que, entre quienes no se las tratan, son muy frecuentes los episodios de ansiedad y hasta depresión.

Tu estomago siente tanto como tu corazon

Segundo cerebro. 

Cuando uno se enamora dice notar "mariposas en el estómago", del que afirmamos que se nos "cierra" si nos dan un disgusto. No es solo una forma de hablar. De hecho, la red de neuronas y conexiones nerviosas que hay en nuestro sistema digestivo es mayor que la cerebral.

Casi como una neurona. 

Según los expertos en la relación entre el cerebro y el tubo digestivo, este se dedica sobre todo a sentir. Todos los aparatos (respiratorio, reproductivo...) tienen fibras sensitivas y motoras. En el digestivo hay un 90% de las primeras y un 10% de las segundas.

La hormona de la felicidad. 

Por otro lado, el sistema digestivo tiene mucho que ver con la serotonina, la hormona de la felicidad (rige los estados de ánimo): dos tercios de la que segrega el organismo se producen a partir de células que hay alrededor del tubo digestivo y no en el cerebro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario