domingo, 17 de julio de 2016

Los beneficios del respirar bien

Conoce en salud datos, los beneficios del poder saber respirar bien y saludablemente.

Respirar es un acto que realizamos de forma inconsciente pero sin darnos cuenta la mayoría de nosotros lo hacemos mal. ¿La prueba? Si te cansas solo al andar es que no estás cuidando bien tus pulmones. Hazlo y gana calidad de vida

Te cansas sin hacer demasiado esfuerzo? 

Cualquier persona que de repente empiece a percibir ahogo realizando una actividad normal debería consultar al médico. Sin embargo, y según una reciente encuesta, la mayoría de los españoles pasa por alto los síntomas que pueden indicar insuficiencia respiratoria porque creen que es normal sufrir "ahogos" a cierta edad o que solo deben preocuparse por ello los fumadores.

UN GESTO QUE MEJORATU SALUD 

Coge aire y suéltalo lentamente. Este gesto (aparentemente sencillo) que haces de forma inconsciente 25.000 veces al día te permite obtener el oxígeno que tu organismo necesita para funcionar. Por ello, si tu aparato respiratorio está "en buena forma" tu salud mejora.

Beneficios del respirar bien

Fortalece el sistema respiratorio. 

Los pulmones son especialmente sensibles a las bajas temperaturas. Descubre los cuidados esenciales para mantenerlos sanos y este año alejarás el riesgo de sufrir tos, bronquitis, neumonías...

Todas las células de tu organismo “respiran”, es decir, necesitan oxígeno para funcionar. Y son los pulmones los encargados de recogerlo del aire y llevarlo a la sangre para que circule por todo el cuerpo. Por ello, al respirar bien, mejora toda tu salud: 

Aumenta tu vitalidad.

Si todas tus células tienen más oxígeno, obtienes mucha energía y te cuesta menos esfuerzo realizar cualquier tipo de actividad (te cansas menos). Por eso te sientes más vital.

Tu piel gana luminosidad. 

A medida que pasa el tiempo, las células de la piel pueden perder oxígeno y eso favorece el envejecimiento cutáneo. Los factores que más influyen en la oxigenación de la piel son externos y, por ello, se puede revertir esa pérdida en parte mejorándola respiración.

Mejores digestiones. 

Para convertir los alimentos en energía es necesario el oxígeno. Por eso, al hacer la digestión tu cuerpo requiere de una mayor cantidad de este gas. Así, tener unos pulmones sanos beneficia la salud de tu estómago.

El corazón lo agradece. 

Si respiras de forma incorrecta (por ejemplo por la boca y no por la nariz o de manera superficial) el corazón necesita hacer mucho más esfuerzo para funcionar.

Te cuesta menos adelgazar. 

Para convertir la grasa en energía, el organismo también necesita oxígeno. Una buena respiración facilita el metabolismo y, por ello, te ayuda a adelgazar.

Mira como respirar bien

No hay comentarios:

Publicar un comentario