miércoles, 13 de julio de 2016

Guía para no resfriarte este año

Guía para no resfriarte este año. Conoce en salud datos, esta imperdible guía que te enseñara como no resfriarte este año ni el que viene ni todos los demás.

El virus influenza que provoca la gripe se transmite con facilidad y por ello cada año se produce una epidemia. Saber protegerse y evitar su propagación es esencial para alejarla.

Te recomiendo: Infusiones contra la gripe

Se puede sufrir gripe en cualquier época del año pero lo habitual es padecerla en otoño e invierno, durante los meses de octubre a marzo, que es cuando aparece en forma de epidemias debido a la gran actividad y circulación del virus que la provoca, el influenza. Lo común es que se trate de un cuadro leve a pesar de que, en algunos casos, puede complicarse. Por eso conviene evitar padecerla o, en caso de sufrirla, prestar atención a cómo evoluciona.

¿PUEDES EVITAR ESTE AÑO PADECER LA ENFERMEDAD? 

El virus de la gripe es muy contagioso y se transmite fácil y rápidamente por el aire, de persona a persona, mediante gotitas de secreciones respiratorias que se eliminan por la tos y el estornudo. Que la sufras este año, o no, depende de muchos factores:

FALSO. Las personas que se han vacunado están totalmente protegidas. 

Vacunarse disminuye la probabilidad de padecerla y sufrir complicaciones por lo que está recomendado por las organizaciones sanitarias, sobre todo en grupos y profesionales de riesgo (niños, gente mayor, personal sanitario...). Sin embargo, el vacunarse no significa que estemos protegidos por completo ya que la efectividad depende de la edad (menor protección a mayor edad), del estado inmunológico del paciente (sufrir enfermedades disminuye su eficacia) y de la similitud entre los virus incluidos en las vacunas y los que estén en circulación. La vacuna se estima preventiva de la enfermedad en un 70 a 90% de los menores de 65 años sanos y evita la muerte en un 80% de los mayores de esta edad.

Te recomiendo: La miel contra la gripe

VERDADERO. La hora a la que se pone la vacuna podría influir en su efectividad. 

Al menos es lo que sospechan científicos del Consejo de Investigación Médica de Reino Unido, que han realizado un estudio según el cual los hombres estarían más protegidos frente a la gripe si se vacunan por la mañana, mientras que las mujeres estarían más inmunizadas si la vacuna se administra por la tarde. De todas formas, todavía es algo pronto para afirmar que siempre se da esta relación.

FALSO. La vacuna de la gripe protege también frente al resfriado común. 

Unos 15 días después de poner la vacuna el organismo genera los anticuerpos, que son los que protegen frente a los virus inyectados. Estos no actúan contra otros que pueden dar síntomas similares pero que están causados por gérmenes diferentes. Por eso puedes sufrir igualmente un resfriado común.

QUÉ HACER SI YA LA ESTÁS SUFRIENDO 

FALSO. Es necesario tomar fármacos para curar la gripe. 

Esta enfermedad suele curarse de forma espontánea en una o dos semanas por lo que no necesitas medicarte para acelerar su cura aunque sí hay fármacos que te ayudan a sentirte mejor mientras estás convaleciente. Los analgésicos como el paracetamol alivian el malestar general y el dolor de cabeza y disminuyen la fiebre, los expectorantes hacen que el moco sea más fluido y facilitan la expectoración, los descongestionantes nasales reducen la congestión, y los antitusígenos evitan la tos haciendo que podamos descansar mejor. Además, las pastillas para suavizarla garganta alivian si esta se irrita.

VERDADERO. Algunos remedios pueden ayudarte a aliviar los síntomas sin necesidad de recurrir a medicamentos. 

Te ayudará a superar la enfermedad permanecer en reposo, aumentarla ingesta de líquidos (principalmente agua, zumos y caldos), hacer lavados nasales con suero fisiológico o con soluciones salinas para la mucosidad nasal o realizar gárgaras con agua tibia un poco salada para el dolor de garganta.

CUÁNDO NECESITAS IR AL MÉDICO 

Malestar general intenso con cansancio importante, dolores musculares y articulares, fiebre alta, dolor de cabeza, dolor de garganta, tos seca... Son los síntomas comunes que indican que sufres una gripe. Para diagnosticar la enfermedad no es necesario realizar pruebas complejas, analíticas en sangre ni radiografías, a no ser que se sospechen complicaciones.

FALSO. Puedes tomar antivirales sin consultar al especialista. 

Al contrario, nunca hay que tomarlos sin preguntar al médico previamente. Estos solo se recetan en determinadas situaciones (en personas mayores o con riesgo de que se complique la gripe) porque en ciertos pacientes pueden incluso provocar más problemas. Por ejemplo, no suele recomendarse su toma a personas que padecen enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

VERDADERO. Si no mejora en dos semanas conviene consultar al médico. 

No es habitual pero a veces una gripe puede complicarse y esto depende, en gran medida, del estado de salud del paciente antes de enfermar de gripe. Las complicaciones más frecuentes son las respiratorias, como las neumonías, las bronquitis, o las sinusitis. También puede agravar enfermedades crónicas como insuficiencia cardiaca, asma o diabetes.

Has conocido esta guía para no resfriarte este año. Sigue conociendo más datos saludables como: Remedios caseros contra la gripe

No hay comentarios:

Publicar un comentario