sábado, 22 de mayo de 2010

El Abedul una planta medicinal por excelencia

El Abedul una planta medicinal por excelencia
Plantas Medicinales

El Abedul una planta medicinal por excelencia


Una planta medicinal especial para quienes sufren de reumatismo, gota y afecciones de la piel, así como en la sarna, costra láctea, tiña y más.

El Abedul llamado también el árbol de la sabiduría, álamo blanco, biezo. Es un árbol esbelto, de corteza blanca, que crece en Europa, América del Norte y Asia Oriental, tanto en llanuras como en regiones montañosas. Haciendo incisiones en el tronco, se extrae un líquido azucarado que, lo mismo que el cocimiento de la madera, se usa en la hidropesía y las inflamaciones de las vías urinarias. La corteza es diurética, febrífuga, y se emplea contra las heridas.

Su poder curativo está en las hojas, corteza, madera y jugo. La tisana que ce prepara de las hojas es considerada desde la Antigüedad como excelente remedio contra la hidropesía y uretritis; además, tiene un gran efecto diurético. Por consiguiente, esta tisana proporciona excelentes resultados en el tratamiento del reumatismo, gota y afecciones de la piel, así como en la sarna, costra láctea, tiña, etc. Las aplicaciones pueden ser internas o externas. Si son externas, se aplican compresas y se lava la parte enferma con este cocimiento.

Las hojas y yemas activan la función de los riñones gracias a sus propiedades diuréticas. Están indicadas, como hemos dicho, contra la hidropesía (retención de agua), así como en el artritismo, para destruir y expulsar del cuerpo el exceso de ácido urico; indicado asimismo en las inflamaciones articulares y enfermedades de la piel por impurezas de la sangre.

La tisana de las hojas y corteza provoca también la transpiración en caso de catarros, resfriados, gripe, etc. En éstos y otros casos como, por ejemplo, reumatismo, gota, etc., se aconseja dormir sobre un colchón de hojas secas de abedul, tapándose bien. Si se ha conseguido transpirar un buen rato, luego hay que friccionarse con agua fría. En este tratamiento, va bien combinar la tisana de abedul con la tisana de tilo.

La tisana de corteza de abedul se emplea para calentura o fiebre intermitente.

El jugo de abedul se obtiene haciendo una incisión en el tronco del árbol, o arrancando una rama algo grande. Este jugo es un excelente remedio para las enfermedades del aparato urinario, tales como afecciones del uréter y de la vejiga, maI de piedra, afecciones crónicas de la piel, escorbuto, pérdidas seminales, anemia, etc.

El jugo fresco de abedul es un gran depurativo de la sangre, de la piel, combate mucosidades, obstrucciones, inflamaciones, supuraciones, etc. De esto se deduce que este jugo y todos los remedios que se obtienen del abedul son apropiados para lavar y vendar heridas y afecciones de la piel y sirven también para compresas (fomentos).

El jugo de abedul hace desaparecer las manchas de la piel, gusanillos, pecas, etc., si se tiene la constancia de lavar cada día el cutis con su jugo.

Cantidad: En un litro de agua se emplea, para uso interno, de 20 a 25 gramos de hojas o corteza; las hojas en infusión y la corteza en cocimiento. Tómese cada día de dos a tres tacitas de esta tisana, o a cucharadas cada hora, pero nunca durante las comida5. Se endulza con miel. Para buches, enjuagues, gargarismos y uso externo, como para el tratamiento de la sarna, hacen falta 100 gramos para un litro de agua.

Del jugo, o sea de la savia del abedul, pueden tomar las personas adultas una cucharada cada hora.

En saluddatos queremos entregarte la mejor información para que cuides tu salud como el mayor tesoro que tienes.

Por ello en esta sección te entregamos todos los secretos y datos de las más famosas plantas medicinales, aquellas que puedan servir para curar las enfermedades que te aquejan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada